Recent Posts
Featured Posts

ORIGEN DEL TEMAZCAL


ORIGEN DEL TEMAZCAL

Del náhuatl temazcalli, ‘casa de vapor’, de temaz ‘vapor’ y calli ‘casa’, es un baño indígena con vapor de agua de hierbas aromáticas, propio en las culturas de México y Centroamérica. -Temazcalli de calor húmedo. Aquellas construcciones en las cuales se introducen piedras (de origen volcánico) previamente calentadas al rojo vivo, en número variable según la temperatura que se desea y el tipo de ceremonia. El temazcalero vierte una infusión de plantas medicinales sobre las piedras calientes. Se inicia así un movimiento, a través de intenciones, cantos y rezos, en que se integran los 4 elementos de la vida y nuestra corporalidad: cuerpo, corazón, mente y espíritu, llevándonos a espacios del alma donde experimentamos la comprensión de ser parte de un todo indivisible. Es una experiencia donde nos conectamos íntimamente con nuestro ser a través de la oscuridad y el calor de las piedras. Aunque los baños de vapor han sido usados por muchas culturas en diversas partes del mundo, el temazcal ha tenido una importancia especial en las culturas nativas de América, tanto por motivos religiosos y rituales, como herramienta de sanación.

HISTORIA

A la llegada de los españoles, el uso del temazcal era generalizado, aunque en su mayoría con propósitos medicinales. Después de la conquista, su uso fue paulatinamente prohibido, ya que a los españoles les horrorizaba el contenido ritual pagano del temazcal, y el hecho de que varios hombres y mujeres compartieran la misma habitación estando casi desnudos. Cerca de lo que hoy es San Francisco, California a inicios del siglo XIX, fue documentado por el entonces cónsul de Inglaterra en México un grabado sobre la práctica del baño de vapor por los indios originarios de esa región. Ese baño se realizaba de manera colectiva y tenía un propósito religioso.

RITUAL

El temazcalli representa el vientre de la Madre Tierra. Para la tradición náhuatl, su propósito es la confrontación de Tezcatlipoca, es decir de nuestras partes obscuras para que el espíritu pueda renacer más libre de como entró. Se realiza en cuatro puertas en las que se sanan los cuerpos físico, emocional, mental y espiritual. El ritual se inicia con el encendido del fuego y se acompaña con música elaborada con instrumentos autóctonos y cantos emanados de la tradición. En él participan: quien cuida el fuego e introduce las piedras, quien las recibe, quien sahúma a los participantes, quien deposita medicina en cada piedra, quien trabaja con los xicahuaxtli para dar acomodo a las piedras en el ombligo del temazcalli y quien corre el ritual a quien se le consagra para, al depositar el agua en las piedras, generar el atlachinolli; la reconciliación de los opuestos representados por la unión del fuego y el agua. El temazcalli implica aprender a trabajar con los espíritus del fuego, el agua, el aire y la tierra y a generar las condiciones para la liberación y transmutación de lo que no sirve.

Disfruta en el Hotel Los Naranjos de hermosas sesiones de Temazcal